El ajo es el primer cultivo que está levantando cabeza en esta provincia, tras las medidas nacionales de paridad cambiaria y eliminación de trabas para exportar.

Luego de que toda la producción se vendió al exterior a precios muy favorables para el productor a principios de año, ahora la siembra de esta hortaliza creció aproximadamente un 25 por ciento en San Juan, según surgió de un sondeo realizado en la Cámara de Productores, Empacadores y Exportadores de ajos y afines y productores particulares. O sea que dentro de cuatro meses, cuando arranque la cosecha; se tendrán que recolectar alrededor 1.000 hectáreas de cabezas de ajo de los campos sanjuaninos -principalmente de Pocito y Rawson-, es decir, 200 hectáreas más que el año pasado.

El dato es muy significativo para el agro local, teniendo en cuenta que es la primera temporada que se expande la siembra luego de una racha negativa de ocho años. En el 2007 había en San Juan 2.800 hectáreas de ajo exportable y a partir del 2008 comenzó a descender sistemáticamente la superficie cada temporada al punto que esta hortaliza desapareció de varios campos locales. Los productores dejaron de exportar porque ya no podían asumir los altos costos de siembra con una paridad cambiaria adversa, de ahí que entre 2008 y 2015 la superficie se redujo un 71,4%. En el año 2014 la superficie sembrada se ubico en 800 hectáreas, y se mantuvo el año pasado. Con ese nivel, estuvo entre las más bajas de la historia. Para Fabián García, titular de la Cámara de Ajos, ‘no se sembró más de 1.000 hectáreas por falta de semilla. es que al mejorar el precio el año pasado, los productores prefirieron vender en vez de guardar para semilla’’. El productor calculó que ‘va a demandar otra temporada más para reactivar el sector como en los viejos tiempos’’. Al respecto, Alfredo Figueroa, otro productor; agregó que ‘’veníamos de varios años que no se habían programado ni semillas ni tierras’’, pero fue optimista en que este año será una bisagra y ‘’de a poquito vamos a ir no solo sembrando más sino que vamos a volver a incorporar la gente que trabajaba en el ajo’’. Figueroa añadió que el objetivo es llegar al menos a las 2.000 hectáreas sembradas en el futuro.

Del total sembrado actualmente hay diferencias en el sector en cuanto al porcentaje de ajo blanco -que alcanzaría entre el 60 y el 80%- y el resto es ajo colorado o chino. El de mejor calidad es el blanco que tiene como principales destinos Estados Unidos y Europa. El ajo colorado es para mercado interno y también para vender al mercado brasileño donde tiene gran demanda.

Fuente: Diraio de Cuyo

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
No hay eventos disponibles

Agenda

sidebar 1 

sidebar2 

Acceso Usuario

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto