- Durante la Asamblea General Anual celebrada en Las Pedroñeras se presentó el informe “Eficiencia del uso del agua en el cultivo del “Ajo”

- La Mesa prevé una campaña muy similar en superficie cultivada a la del año pasado a nivel nacional, con 27.120 hectáreas cultivadas en 2021

La Mesa Nacional del Ajo ha celebrado su Asamblea General Ordinaria en Las Pedroñeras, con la asistencia de los miembros integrantes de la Mesa, entre otros procedentes de Castilla-La Mancha, Andalucía, Castilla y León, Madrid y Extremadura, en el que entre otros puntos del orden del día se ha procedido a la aprobación del acta de la sesión anterior, aprobación del Balance y cuentas anuales del 2020 y del presupuesto del 2021, presentación del informe “Eficiencia del uso del agua en el cultivo del ajo” y se ha llevado a cabo una valoración de la cosecha 2021 y situación de mercado. Al encuentro, presidido por el presidente de la Mesa, Julio Bacete, asistió el delegado de Agricultura en Cuenca, Joaquín Cuadrado, que abrió la reunión, alineándose con el sector y afirmando que “el ajo sigue siendo uno de los cultivos más rentables en relación a los puestos de trabajo que genera y euros por metro cúbico consumido para la producción del ajo”.

Superficie cultivada

Tras el análisis de mercado llevado a cabo por los miembros de las distintas comunidades españolas productoras de ajo, Julio Bacete señala que “el mercado, aunque no ha empezado bien en precios, pues se está vendiendo por debajo de costes, prevemos que se reactive en un futuro, poco a poco. No hay razón para que estén tan bajos”. También el sector está expectante aún al comportamiento climatológico, donde las lluvias podrían repercutir negativamente en esta campaña.

Respecto a la producción se prevé un incremento poco significativo, y aunque puede haber más hectáreas plantadas en algunas autonomías, principalmente en Castilla-La Mancha y Castilla y León, y se hablaba de una pequeña reducción de calibre en Andalucía.

También se ha debatido sobre las restricciones a las que se enfrenta el sector al disponer de menos herbicidas y productos fitosanitarios “porque sin herbicidas no se podría producir”. Estos “productos nos permiten que no tengan malas hierbas las plantas y que su crecimiento sea el adecuado”.

En cuanto a la superficie cultivada, la Mesa Nacional del Ajo estima un avance de superficie cultivada de 27.122 hectáreas en España, de las que 19.394 corresponderían a Castilla-La Mancha, principal productora, seguida de Andalucía con 4.330 has.; 1.730 a Castilla y León, 500 has. a Extremadura, 810 a Madrid y 370 a otras zonas de España. En el conjunto español, la superficie experimentaría un descenso del 1,6% respecto al año 2020.

En Castilla-La Mancha, principal zona productora de España, se ha experimentado sin embargo un aumento del 1,3%, Andalucía desciende un 2,4% y el resto de comunidades prácticamente se mantienen igual.

Producción

La producción de ajo para el presente año se prevé similar a la del año pasado y de mayor calidad, pero dependerá mucho de lo que haga el tiempo en las zonas que todavía no se ha recogido del campo.

Estudio del Agua en el Ajo

Los bajos rendimientos por hectárea en el cultivo del ajo, en algunas zonas, especialmente en Castilla-La Mancha, se deben a las condiciones climáticas del cultivo, que sufren gran estrés hídrico por falta de agua y de ahí la necesidad de contar con dotaciones suficientes para su cultivo. Desde la Mesa Nacional del Ajo, con la realización del  estudio “Eficiencia uso del agua en el cultivo del ajo”, se pretende poner de manifiesto el elevado valor generado en el sector del ajo Español por volumen de agua utilizada, ya que es una de las producciones agrarias que mayor eficiencia obtiene por cada m3 utilizado, no solo desde el punto de vista económico, sino sobre todo por el empleo generado, lo que indica que “el problema que arrastramos desde hace años es el de una mala gestión de las aguas subterráneas”, señalaba el presidente de la Mesa Nacional del Ajo, el conquense Julio Bacete.

En dicho estudio queda de manifiesto que el ajo forma parte de la cultura económica y social de Castilla-La Mancha especialmente en localidades repartidas por las comarcas de La Alcarria, La Mancha, Mancha Alta, Mancha Baja, Manchuela y Centro, concentrándose la mayoría de la producción entre La Mancha Baja y Centro de Albacete, siendo una gran fuente de riqueza para la región. Pero es concretamente en la zona del Alto Guadiana donde en su mayoría agriculturas familiares con pozos con autorizaciones insuficientes (7.000 m3), están al límite de la rentabilidad para poder llevar adelante su cultivo debido a las numerosas restricciones que padecen.

El cultivo del ajo exige, por cuestiones agronómicas, fitosanitarias, ecológicas y de calidad de producto, la obligada rotación de cultivo, pudiendo sembrar ajos en la misma parcela, como máximo, una vez cada 3-4 años de forma viable, por lo que debe rotar, y el pozo/ la concesión de agua no cambia de lugar. Para ello habría que impulsar las modificaciones o adaptaciones legales que fuesen oportunas en la legislación de aguas, según se desprende del estudio.

En Castilla-La Mancha una de las prácticas que solucionarían parcialmente algunas situaciones, es que se permitiera (con resolución expresa) el agrupamiento de las autorizaciones de 7.000 m3/ha, para poder mejorar las opciones del agricultor que sea titular de más de un aprovechamiento de estas características.

Agilización en la gestión de medidas y resoluciones

También sería necesaria la agilización en la gestión de medidas y resoluciones, que  para el próximo Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Guadiana, se arbitre una fórmula que permita al cultivo del ajo generar autorizaciones temporales del uso del agua en parcelas distintas a las que está vinculado del derecho de agua.

 “LA EFICIENCIA DEL USO DEL AGUA EN EL CULTIVO DEL AJO”

Según el estudio sobre la eficiencia del uso del agua en el cultivo del ajo, realizado por la Mesa Nacional del Ajo Mes el ajo es un cultivo distribuido mundialmente y de gran importancia en muchos países por sus propiedades culinarias y medicinales. Durante el año 2014, la superficie mundial dedicada a este cultivo fue de 1.547.381 ha. con una producción de 24.939 miles de toneladas. El principal país productor de ajo fue China con 20.058.388 t correspondientes al 80% de la producción mundial. Dentro de la Unión Europea, España es el principal país productor de ajo (57% de la producción europea) con una producción en 2019 de 271.353 t y una superficie de 27.348 ha dedicadas a este cultivo.

La principal zona de producción de ajo en España es Castilla La Mancha, que actualmente cuenta con unas 19.150 hectáreas cultivadas, seguida de Andalucía con 4.940 ha, Castilla y León con 1.740 ha, Madrid con 810 ha y Extremadura con aproximadamente 500 ha. Por provincias, destacan por la elevada concentración de producción de ajos, de mayor a menor, Albacete, seguida de Cuenca y Ciudad Real.

En Castilla-La Mancha, hay numerosas localidades dedicadas al cultivo del ajo, repartidas por las comarcas de La Alcarria, La Mancha, Mancha Alta, Mancha Baja, Manchuela y Centro, todas pertenecientes a las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo, concentrándose la mayoría de la producción entre La Mancha Baja y Centro de Albacete, siendo una gran fuente de riqueza para la Región y una forma de vida para muchas familias. En C-LM se encuentra la única Indicación Geográfica Protegida de ajo de España “IGP Ajo morado de Las Pedroñeras” que abarca 227 municipios de las comarcas y provincias antes mencionadas.

Andalucía es la segunda comunidad con mayor producción de ajos en España, destacando la provincia de Córdoba principalmente, representando el 36% de la superficie sembrada y el 35% de la producción de ajo de la comunidad autónoma. Le siguen las provincias de Sevilla y Granada, representando el 24% y el 17% de la superficie y el 28% y el 15% de la producción andaluza de ajo, respectivamente. Las provincias de Málaga y Jaén abarcan, el 14%  y  el 6%  de  las  hectáreas  sembradas,  así  como  el  12%  y  el  8%  de  la  producción andaluza de  ajo.

Otras zonas/municipios donde la producción de ajo también está muy concentrada, por lo que este cultivo tiene una importancia muy elevada, tanto económica como social, sería Aceuchal en Extremadura, Chinchón en Madrid, y Vallelado en Castilla y León.

Desde el punto de vista de generación de mano de obra el ajo es un cultivo muy interesante dadas sus elevadas necesidades asociadas al cultivo de una hectárea. A continuación, se muestran unos datos medios de necesidades de mano de obra según la tarea realizada:

MANO DE OBRA (M.O.) UTILZADA (horas/ha)

1.129

Labores preparación del terreno

3

Abonado fondo y cobertera

1

Desgranado y acondicionado semilla

43

Siembra

8

Aplicación tratamientos fitosanitarios

5

Labras

3

Riegos

50

Despalotado

0

Recolección

59

Corte y destrío

190

Carga y descarga

15

Transporte

6

Postcosecha (calibrado, estriado, pelado y almacenamiento

745

Cada año, el corte y recolección del ajo en el campo genera alrededor de 900.000 jornales en España. En el año 2019, aproximadamente se produjeron 924.362 jornales en toda España para las 27.348 ha de ajo cultivadas.

Actualmente, los datos más relevantes del sector del ajo en España se pueden resumir en los siguientes:

  • La producción anual media ronda las 274.000 toneladas.
  • El rendimiento medio es de casi 10 t/ha.
  • En España cada año hay de media unas 27.500 hectáreas plantadas de ajos.
  • Se generan, de media, unos 141 jornales (1130 horas) por cada hectárea de ajo cultivada.
  • Genera unos 16.034 empleos directos en España (más de 4 millones de jornales).

La exportación del ajo de España, cada año presenta un mayor peso en la comercialización de este producto, tanto a los países de la Unión Europea como fuera de esta.

La Mesa Nacional del Ajo que preside el conquense Julio Bacete, y que prevé generar 1,5 millones de jornales, exportando un 63% de la producción, ha analizado esta semana, entre otros temas de actualidad, el inicio de esta campaña de ajo, que arranca sin existencias del año pasado y con una notoria demanda de consumo de ajo en el mercado.

A pesar de este buen dato, los cambios tan rápidos en el mercado mundial que está ocasionando la crisis del COVID-19 hace que exista mucha incertidumbre en la evolución de la demanda y precios. En estos momentos China está ofertando mercancía, retenida por el COVID-19 a precios muy bajos, pero de momento el mercado prefiere el producto de España, aunque se desconoce la evolución del mercado a medio y largo plazo.

Inicio de campaña

Iniciada la campaña del ajo en las zonas más tempranas como en Andalucía, las preocupaciones por falta de mano de obra se han ido disipando y no se espera que sea un problema, aunque en Castilla-La Mancha, como principal zona productora de ajo, y otras zonas como Extremadura, Madrid o Castilla y León todavía existen dudas de si contarán con la mano de obra suficiente, ya que se observa la llegada de trabajadores de campañas anteriores y las bolsas de demandantes de empleo de organizaciones agrarias y cooperativas agroalimentarias han registrado un número elevado de demandantes.

Las intensas lluvias de los últimos días han retrasado la campaña y en los ajos más tempranos han ocasionado algunos problemas Blanquilla fundamentalmente, pero en líneas generales, si a partir de ahora el tiempo retoma el calor que se espera en estas fechas, se estima una buena cosecha en calidad y cantidad.

Preocupación de la nueva PAC

En otro orden de cosas, se puso de manifiesto la preocupación ante la nueva PAC por hacerla más verde, ya que una de las consecuencias es disminuir las materias activas disponibles para poder mantener la productividad y competitividad de la agricultura.

Datos de la potencia del sector del ajo en España

Poner de manifiesto la importante generación de mano de obra y riqueza del sector del ajo, así como su balanza comercial positiva, ya que en torno al 63% de la producción del ajo de 2019 se vendió  fuera de España, por lo que desde la mesa Nacional del Ajo se demanda una defensa y reconocimiento al ministro de Agricultura, Luis Planas, de buen hacer desde las administraciones públicas del sector del ajo y del sector agroalimentario en su conjunto, lamentando las ultimas noticias generadas desde el Ministerio de Trabajo ya que dañan la imagen de la profesionalidad de este sector y no se corresponden con la realidad (si hay alguna irregularidad, que se controle pero que no se menoscabe la profesionalidad y bien hacer en el sector agroalimentario).

Otro dato que refuerza la imagen del el sector del ajo, es que el mismo estima que este año será necesaria una mano de obra para recoger la producción de ajo en España de 693.325 jornales, a los cuales, si les sumamos otros 800.000 jornales de la post cosecha, da una generación total de empleo en el sector del ajo de España de en torno a 1.500.000 jornales, durante esta campaña.

Además, las siembras no presentan plagas ni enfermedades, lo que provoca una calidad muy buena del fruto

Buenas expectativas para la próxima campaña ajera. Esta ha sido una de las conclusiones extraídas de la reunión de la Mesa Nacional del Ajo, celebrada esta mañana en Aceuchal (Badajoz), en la que han participado productores de las regiones de Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía y Castilla y León.

El presidente de la Mesa y vicepresidente de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, Julio Bacete, ha afirmado que “hay buenas expectativas para la próxima campaña, ya que a nivel de mercado se prevé que no haya apenas existencias al final de esta campaña; estas serán muy bajas, por lo que no tendremos el problema de los excedentes”.

Asimismo, se ha destacado que la superficie será similar a la del pasado año, o sensiblemente superior, y que la situación de las siembras es óptima, “el estado del cultivo es muy bueno, no hay problemas de plagas ni enfermedades y la producción está muy sana, lo que da una calidad muy buena”, matiza Julio Bacete.

Descenso de la producción del ajo morado

“Estas situaciones son a nivel nacional pero también extrapolables a Castilla-La Mancha, donde igualmente se espera una calidad excelente y partir la próxima campaña con un nivel de existencias cero”.

Sin embargo, un dato que se ha destacado en la reunión ha sido la bajada, un año más, de la producción de ajo morado, “este tipo de ajo supone un 40% de las hectáreas cultivadas totales a nivel nacional y supondrá un tercio de la producción total esperada; es el dato más bajo que se ha producido hasta la fecha”.

Se espera un descenso de la producción de ajo en China

Otro de los aspectos destacados del encuentro ha sido en análisis de la producción de ajo en China. En concreto este año se espera un descenso de la producción en China respecto a las cifras de años anteriores, debido a que el país asiático tendrá menos superficie sembrada, “esta previsión de menos producción provocará menos presión en la próxima campaña a nivel mundial”.

Estudio Uso Eficiente del Agua

Respecto al Estudio del Uso Eficiente del Agua en el cultivo del ajo, que todas las zonas productoras pertenecientes a la Mesa Nacional del Ajo se han comprometido a realizar, se ha recordado en el encuentro de esta mañana que este año se prevé tener toda la información recopilada con los indicadores del uso del agua en el ajo y de los ratios más significativos, como el volumen de agua utilizad o la mano de obra generada por volumen de agua empleado, “valores que permitirán demostrar e informar sobre la generación de valor y de mano de obra tan elevada que proporciona el cultivo del ajo en nuestro país”.

Se espera que en la próxima reunión de la Mesa, que tendrá lugar en el mes de septiembre, se hagan públicos los resultados de ese Estudio con todos los datos de las Comunidades Autónomas implicadas.

Jornadas Técnicas del Ajo

La reunión de la Mesa Nacional del Ajo ha tenido lugar en el marco de las II Jornadas Técnicas del Ajo, celebradas en Aceuchal y en cuya organización ha participado la propia Mesa.
En ellas ha tenido lugar una charla informativa sobre “Organización de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH)”, a cargo de Mari Carmen Moreno Ruiz y Javier Herrero Mendoza; la ponencia “Aspectos fundamentales del riego por goteo en el cultivo del ajo y efectos del riego deficitario”, por Alfonso Domínguez Padilla y Ángel Martínez Romero; y por último “Amenazas fitosanitarias del cultivo del ajo”, a cargo de Ramona María Muñoz Gómez.

La Mesa Nacional del Ajo participó el 24 de abril en la localidad de Aceuchal (Badajoz) en las II Jornadas Técnicas del Ajo, donde se abordaron temas de interés para este cultivo como la regulación de las ayuda europeas a las OPFH, las principales plagas y enfermedades que le pueden afectar, la relación de este cultivo con el agua de riego y sus pecularidades. A continuación, se exponen las ponencias que se desarrollaron a lo largo del día.

Además, la Mesa ha constatado el ligero repunte de precios y la ausencia de excedentes

La Mesa Nacional del Ajo se reunió ayer en Las Pedroñeras (Cuenca) para analizar la situación del sector. A este encuentro han asistido por parte de Castilla-La Mancha el presidente de la Mesa y vicepresidente de Cooperativas Agro-alimentarias, Julio Bacete, y varias cooperativas asociadas a Coopaman. Además, han asistido representantes de Extremadura, Castilla y León y Andalucía. La reunión comenzó con un minuto de silencio como homenaje al recientemente fallecido Juan Martínez, técnico de la Mesa Nacional y que ha trabajado muchísimos años en la defensa de este sector.

216

No hay eventos disponibles

Agenda

sidebar 1 

sidebar2 

Acceso Usuario

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto